El grupo automovilístico alemán Volkswagen cerró el ejercicio 2008 con un beneficio neto de 4.688 millones de euros, un 13,7 por ciento más que en 2007.

El consorcio, que detallará su balance de cuentas el próximo día 12, adelantó hoy que el pasado año facturó 113.808 millones de euros, un 4,5 por ciento más que el ejercicio precedente.

El beneficio operativo aumentó un 3 por ciento, hasta los 6.300 millones de euros, mientras que el beneficio antes de impuestos creció un 1 por ciento, hasta los 6.608 millones de euros.

En total, el grupo Volkswagen vendió 6,27 millones de vehículos, un 1,3 por ciento más que en 2007, además de incrementar su cuota de mercado mundial.

El grupo, que a fecha 31 de diciembre empleaba a 369.928 personas, un 12,3 por ciento más que en 2007, produjo en el ejercicio 2008 un total de 6,34 millones de automóviles, lo que supone un incremento del 2,1 por ciento.