El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha dejado claro que el Ejecutivo autonómico no tiene competencias para intervenir en las cajas de ahorros, aunque no dudó en advertir de que resulta "fundamental" que se produzca una alianza estratégica entre las entidades financieras andaluzas de cara a crear una gran caja que les "permita resistir ante lo que pueda venir". Durante la sesión de control celebrada en el Pleno del Parlamento andaluz, Griñán destacó que el sector financiero andaluz ha resistido "mejor" esta situación de crisis económica mundial, aunque "siguen existiendo problemas en su conjunto".