Grifols, holding empresarial especializado en el sector sanitario farmacéutico, pagará un dividendo de 0,06 euros brutos por acción a partir del 2 de julio, el primero tras su salida a Bolsa, y que supondrá un total de 12,8 millones de euros, el 28,20% del beneficio neto del año 2006. La empresa ha celebrado hoy en Barcelona la primera junta general de accionistas tras su salida a Bolsa en mayo del año 2006 y desde entonces la revalorización de la acción ha sido del 251,8% y tiene una capitalización bursátil de 3.300 millones.
El presidente de Grifols, Víctor Grifols Roura, ha explicado que los planes de la empresa prevén pasar de una facturación de 648 millones de euros el año pasado a unos 700 millones este año y de una producción de 1,8 millones de litros de plasma a 2 millones. Según Grifols, el grupo prevé seguir creciendo mediante la creación de nuevos centros de producción de plasma o comprando centros "si aparece alguna oportunidad", especialmente en Estados Unidos. Grifols ha explicado que la capacidad de las plantas de plasma de Barcelona y Los Angeles permiten procesar 4,2 millones de litros de plasma, lo que permitiría doblar la producción sin necesidad de afrontar nuevas inversiones, ya que están al 50% de su capacidad. Sin embargo, la producción se irá aumentando en la medida que se obtengan los permisos para vender los productos e incrementar los mercados. En este sentido, el responsable comercial de la compañía, Ramón Riera Roca, ha recordado que el año pasado se abrió una oficina de representación en Japón porque la compañía tiene una estrategia para entrar en los mercados de Asia, "no de manera inmediata, pero sí cuando tengamos más producto" y se consigan las licencias, ya que ahora sólo registra el 3,5% de las ventas. El responsable financiero, Alfredo Arroyo, ha destacado que Grifols tiene capacidad para afrontar un crecimiento sostenido en los próximos años. Según Víctor Grifols, el 2006 fue el año de la salida a Bolsa y de la consolidación de su presencia en Estados Unidos y ha destacado que el 73% de las ventas realizadas ya se hacen en los mercados internacionales. Durante la junta, uno de los accionistas ha pedido que se realicen ampliaciones de capital liberadas, lo que el presidente de la compañía se ha comprometido a estudiar porque le ha parecido "adecuado" el comentario. Por su parte, en declaraciones a los periodistas después de la junta, la subdirectora financiera, Nuria Pascual, ha señalado que el cierre de la compra de la empresa italiana de diagnóstico Diesse se ha retrasado hasta después de verano tras la firma del acuerdo alcanzado en febrero. Grifols cerró el año 2006 con una facturación de 648 millones de euros y un beneficio neto de 45,4 millones de euros.