Grifols ha obtenido un beneficio neto en el primer semestre de 45,4 millones de euros, frente a los 16 millones del mismo periodo del año anterior. Las ventas han alcanzado los 358 millones, un 11 por ciento más que en igual periodo del ejercicio anterior. El fabricante de hemoderivados destaca la mejoría en el margen bruto sobre ventas en el primer semestre, que ha pasado del 41,1 por ciento en 2006 al 44,1 por ciento en 2007, debido al aumento de precios de los principales hemoderivados que comercializa su división Bioscience y la favorable evolución de los costes de fabricación. Las acciones de Grifols se dejan un 1,45 por ciento a las 14:21 horas hasta los 15,58 euros.