Grecia tiene previsto lanzar este mes una multimillonaria emisión de bonos denominados en dólares, que oscilará entre 5.000 millones y 10.000 millones de dólares (3.727 millones y 7.454 millones de euros), para lo que el país heleno se presentará por primera vez ante los inversores del otro lado del Atlántico como una economía emergente a raíz de la disminución del interés en Europa por la deuda griega.  El diario 'Financial Times' apunta que probablemente el banco Morgan Stanley será finalmente el encargado de gestionar la operación después de que los planes de Goldman Sachs para colocar bonos griegos entre inversores estadounidenses y asiáticos resultaran frustrados por los rumores sobre el rechazo de China adquirir deuda de Grecia.