El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha admitido  que Grecia necesitará un tercer rescate cuando concluya el actual programa en 2014 y más medidas para aligerar su deuda, como una reducción de los tipos de interés de los préstamos concedidos por la Eurozona.

"En cuanto a la posible necesidad de un tercer programa, está claro que pese a los recientes progresos, los problemas de Grecia no se habrán resuelto por completo en 2014", ha reconocido Dijsselbloem en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara. "Es realista asumir que se necesitará ayuda adicional más allá del programa", ha apuntado.

El Eurogrupo, ha proseguido el político holandés, "se ha comprometido a prestar apoyo adecuado a Grecia durante el actual programa y más allá, hasta que recupere el acceso al mercado, por supuesto siempre que Grecia cumpla las condiciones del programa". No obstante, ha señalado que el importe del tercer rescate sólo podrá concretarse en 2014. Los dos primeros programas ascienden a 240.000 millones.