Google, la empresa que por mucho tiempo ha promocionado la idea de que la publicidad debería tener menos de arte y más de ciencia, está empezando a mostrar su lado creativo. En su empeño por encontrar nuevas fuentes de crecimiento, la compañía californiana ha empezado a hacer hincapié en la creación de campañas publicitarias que cubren los distintos servicios de Google para grandes clientes como Hewlett-Packard Co y Ford Motor Co en lugar de depender únicamente de los anuncios ligados a las búsquedas en Internet.