El fabricante estadounidense de neumáticos Goodyear tiene previsto suprimir la producción de ruedas para automóviles en su planta francesa de Amiens, lo que supondrá el recorte de 820 puestos de trabajo en esta instalación, que representa más del 68% de la plantilla total de la factoría, informó hoy la compañía en un comunicado. La firma señaló que esta decisión forma parte de su estrategia de reducción de los elevados costes de producción que tiene la empresa. "Esta acción es el resultado de los costes poco competitivos de la planta", explicó el vicepresidente de Producción de Goodyear en Europa, Oriente Medio y Africa, Serge Lussier.