El presidente del BBVA ha asegurado que la prima de riesgo actual 'limita el crecimiento de España y la recuperación del empleo'. Francisco González no ha descartado que su entidad pueda estar interesada en entrar en la Caja de Ahorros del Mediterráneo siempre que se realizara a través de un procedimiento 'de transparencia total' y en 'determinados activos'. Y ha reclamado al Gobierno la adopción 'urgente' de medidas de calado para remontar el vuelo de la economía nacional.

Durante los cursos organizados por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Asociación de Periodistas de Información Económica bajo el título 'El nuevo sistema financiero, las nuevas infraestructuras y el nuevo mercado laboral' en Santander
, el presidente del BBVA se ha mostrado contundente con la situación actual por la que atraviesa el país e insta al Gobierno a emprender reformas de manera 'urgente' para distanciarnos cuanto antes de países de la periferia europea como Grecia y Portugal.  'Grecia es un quinto de España y no se puede comparar', asegura González.

El presidente del BBVA asegura que 'para los acreedores España sigue siendo motivo de preocupación y por ello la prima de riesgo está en 260 puntos básicos' cuando 'no debería estar más allá de 30 pb'. Según Francisco González, es necesario controlar esta situación puesto que 'podría empeorar' y, mientras tanto, 'esta prima de riesgo tan alta limita el ritmo de crecimiento y bloquea la creación de empleo'.


Reforma de las cajas: CAM, una posible opción
Es uno de los puntos  a tratar para empezar si el Ejecutivo quiere impulsar el crecimiento de la economía. Francisco González  ha instado al Gobierno a poner orden de forma urgente en el sistema financiero español para que 'rápidamente se lleve a cabo un proceso de saneamiento, identificar las cajas de ahorros más débiles y subastarlas' dando entrada a capitales privados 'solventes'.

Una de estas entidades con problemas financieros, la Caja de Ahorros del Mediterráneo, podría ser una opción de compra para Francisco González. El presidente del BBVA, sin querer reconocer ninguna operación a la vista, ha asegurado que la entidad que dirige 'ha demostrado que sabe gestionar. Es evidente que hay una reestructuración enorme que va a durar mucho tiempo y nosotros vamos a examinar cada una de las operaciones. Si vemos alguna oportunidad de comprar activos en España lo haremos y lo haremos en concurrencia con otros operadores en un proceso de transparecnia total y si se nos adjudica algún activo de la CAM lo recibiremos encantados.' González no descarta, asimismo, entrar en Novacaixa Galicia, siempre que reclutara los 2.500 millones que necesita para salir adelante.

Esto en cuanto a las cajas de ahorros con dificultades. En el extremo opuesto se encuentra -o, al menos, así era hasta su cancelación de salida a Bolsa- Bankia, aunque Francisco González le resta importancia. 'Para salir a Bolsa hay varias condiciones y la primera es que el mercado esté receptivo. Hay momentos en que los mercados pagan unos precios enormes por algo que no vale nada y la calidad de Bankia como activo tiene mucho que ver sobre cómo estén los mercados en ese momento. No pondría tanto énfasis en una operación bursátil que muchas veces no tiene nada que ver con España, sino más bien con Europa.'

González destaca, además, que el sistema financiero 'no tiene peticiones de crédito' y ha mostrado su deseo de que 'ojalá las hubiera'.  


'La actual reforma laboral no creará empleo'
Ha sido recién aprobada y ya no convence. Francisco González se ha mostrado muy crítico con la nueva reforma laboral de la que asegura 'no va a crear empleo' como tampoco lo hizo la anterior. 'Estamos en una situación extraordinaria para crear empleo y hay que darle mucha flexibilidad a ese mercado', destaca González que se posiciona del lado de recortar derechos de los trabajadores en momentos de crisis y dejar la puerta abierta a recuperarlos cuando la situación económica mejore.  

El presidente del BBVA ha alabado la labor del Banco de España en la gestión de la crisis del que asegura 'no ha tenido una posición fácil' al tener que lidiar con las fuerzas políticas.

Y preguntado por un posible adelanto electoral para el mes de noviembre, González tan sólo ha rogado tanto al Gobierno como a la oposición que 'dejen sus intereses personales de lado' y prioricen la adopción de reformas ante la situación crítica por la que atraviesa la economía española.