Goldman Sachs, que planea devolver 10.000 millones de dólares este mes al Gobierno de EE UU, ha obtenido 1.910 millones de dólares vendiendo acciones de su participado chino ICBC, que en dos meses ha escalado el 29% en bolsa.