La empresa de hemoderivados, uno de los más destacados durante la crisis gracias a su perfil defensivo, ha sido excluido de la lista de valores europeos favoritos de Goldman Sachs. Las acciones de Grifols caen un 0,74%, hasta los 12.06 euros.