Goldman Sachs ha reducido su recomendación sobre la farmacéutica española desde comprar hasta neutral. Además, el broker ha rebajado el precio objetivo de Almirall desde los 10,5 euros iniciales hasta los 10 euros. Ayer, las acciones de la firma bajaron un 1,21% hasta los 8,97 euros.