El banco de inversión estadounidense considera que las dos empresas españolas de televisión están 'sobrevaloradas', por lo que recomienda 'vender' sus acciones, si bien añade su preferencia por Telecinco.