Goldman Sachs elevó su proyección para los precios del petróleo para el segundo semestre de 2008, al señalar que el "potencial alcista (...) probablemente será sobre 115dólares/barril en vez de los 105 dólares/barril" proyectados previamente. "Si suponemos que los precios a largo plazo son resistentes en torno a 95 dólares/barril y seguimos esperando ver un modesto incremento de los inventarios esta primavera que debilitará los diferenciales de tiempo, entonces creemos que el riesgo bajista está limitado a 98,80 dólares esta primavera -no 90 dólares/barril, como pensábamos anteriormente. Además, las condiciones más ajustadas del mercado que prevemos para más adelante en el año probablemente vuelvan a empujar los precios al alza".