Goldman Sachs ha superado las expectativas de los analistas a pesar de que su beneficio descendió de hasta los 927 millones, frente a los 1.100 millones de dólares del segundo trimestre del año pasado.

Descontando extraordinarios, la financiera estadounidense ganó 1,78 dólares por acción, frente a los 1,85 dólares del mismo periodo del año pasado, mientras que los ingresos se redujeron un 8,9%, hasta 6.630 millones de dólares.

Los analistas consultados por Thomson Reuters esperaban de media un beneficio de 1,12 dolares por acción y unos ingresos de 6.410 millones de dólares.