Goldman Sachs ha rebajado el precio objetivo de la mayor aerolínea española hasta los 2,07 euros, desde los 2,35 euros anteriores. Asimismo, le ha otorgado un ráting de 'comprar'. Los títulos de Iberia cotizan en la apertura con subidas del 0,13%, hasta los 1,566 euros.