Goldman Sachs afirma que su cautelosa opinión sobre los bancos se debe a recientes reuniones con las gerencias, "a medida que el deterioro del crédito se acelera y la intervención del Gobierno golpea las valuaciones". Según la firma, la actividad en el mercado de capital es "un espacio relativamente prometedor", mientras que el crédito de consumo "parece estar deteriorándose con cada día que pasa". Goldman mejora de "neutral" a "comprar" la recomendación de Morgan Stanley y de "vender" a "neutral" la de US Bancorp (USB) al tiempo que rebaja de "neutral" a "vender" la de American Express (AXP). Entre los temas discutidos durante las reuniones, Golman destaca el costo de la participación accionaria del Gobierno estadounidense. "Los bancos mostraron comodidad con un nivel consistente en la participación del Gobierno: cero". La firma agrega que los problemas ya conocidos (hipotecas, patrimonio de hogares, construcción residencial) "están empeorando".