El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, podría anunciar hoy el plan que ha forjado su secretario del Tesoro, Henry Paulson, para congelar algunas hipotecas subprime para acabar con los embargos. Según publica Bloomberg, el acuerdo asume que los intereses de las hipotecas permanecerán fijos durante cinco años. El plan está dirigido a los prestatarios que no podrían pagar sus cuotas hipotecarias una vez que comenzaran las revisiones.