La automovilística estadounidense, que tuvo que ser rescatada por el Gobierno, ha anunciado que obtuvo un beneficio de 510 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2010.

En el conjunto del año pasado, General Motors ganó 4.100 millones de dólares, sus primeros beneficios anuales desde 2004.