El sindicato canadiense Canadian Auto Workers alcanzó el lunes un acuerdo con General Motors Corp. (GM) para reducir los costos laborales de la empresa automotriz, lo que allana el camino para que GM reciba nuevos fondos de las autoridades. Cerca de 10.000 miembros del CAW "votaron de manera abrumadora a favor de un nuevo acuerdo colectivo, al ratificar el pacto por un 86%", informó el sindicato en un comunicado tras el acuerdo tentativo alcanzado el viernes con GM. La reducción de los costos -que incluye un recorte de entre 15 y 16 dólares en el salario por hora- fue exigida por los Gobiernos de Ottawa y Ontario como parte de un rescate conjunto de GM y de un esfuerzo para hacer a la empresa más competitiva frente a sus rivales japoneses y europeos. El acuerdo también incluye otras concesiones en beneficios, salarios y pensiones.