Uno de los grandes referentes empresariales de Wall Street, General Electric, cerró el último trimestre con un beneficio por acción de 28 centavos de dólar, dos por encima de las previsiones de los analistas consultados por Reuters. Los ingresos, 41.400 millones de dólares, también superaron lo esperado, 40.015 millones. Sus acciones, pese a todo, se dejan un 1,1% en la preapertura.