Gazprom ha anunciado la puesta en funcionamiento del yacimiento siberiano de condensado de gas Yuzhno-Russkoye, que proveerá carburante para Europa y en el que el consorcio ruso coopera con las compañías alemanas BASF y E.ON.La puesta en marcha simbólica del campo de gas de realizó en la sede de Gazprom en Moscú mediante un puente televisivo con la región siberiana de Yamalo-Nenetsk, donde se encuentran los pozos. El yacimiento Yuzhno-Russkoye se convertirá en la base del Gasoducto de Europa del Norte (NEGP), cuyo tendido transcurrirá por el fondo del mar Báltico y a través del cual Rusia se propone suministrar gas al mercado occidental europeo y a Alemania sin tener que depender de las condiciones de tránsito por terceros países.