La corporación rusa Gazprom ha anunciado que la compañía nacional ucraniana Naftogaz ha pagado todo el gas consumido en febrero, por lo que no tendrá que interrumpir el suministro de ese carburante ni a Ucrania ni a Europa. La compañía ucraniana confirmó que había "transferido el cien por cien del dinero" que le adeudaba a Moscú y que ascendía 360 millones de dólares. El primer ministro ruso, Vladímir Putin, había advertido hoy sobre la posibilidad de nuevas interrupciones en el suministro de gas a Ucrania en caso de que este país no abonara a tiempo el dinero por el gas consumido el mes pasado.