La Junta General de Accionistas de Gamesa ha aprobado repartir un dividendo bruto por acción de 0,207 euros, un 26 por ciento más que en el ejercicio anterior, que se hará efectivo el próximo 20 de junio. Se han aprobado las cuentas de 2006 y para este año se espera que sea el ejercicio estrella en construcción y venta de parques eólicos.
La junta, celebrada hoy en Vitoria, ha aprobado las cuentas anuales de 2006, año en el que obtuvo un beneficio neto consolidado de 313 millones de euros, que incluye las ventas de las divisiones de aeronáutica y servicios. El beneficio sin estas ventas ha sido de 200 millones de euros, frente a los 179 del año anterior, es decir, una subida del 12 por ciento. El presidente y consejero delegado de Gamesa, Guillermo Ulacia, ha calificado los resultados de 2006 como "muy buenos desde el punto de vista económico" y destacó que 2006 ha sido el primer año de Gamesa "focalizado en las tecnologías renovables". El resultado bruto de explotación ha crecido un 25 por ciento, hasta alcanzar los 411 millones de euros, y la deuda financiera neta se redujo hasta los 672 millones de euros. El presidente de Gamesa ha resaltado que la nueva visión "se proyecta en la investigación, fabricación, promoción y en el desarrollo de tecnologías renovables, creciendo con el viento, actualmente nuestro principal yacimiento estratégico". Ha avanzado que gradualmente se incorporará a su campo de trabajo nuevas fuentes energéticas como la solar o las bio-energías. Ulacia hizo un repaso de las actuaciones impulsadas durante el pasado ejercicio con la puesta en marcha de cuatro centros productivos en los Estados Unidos y uno en China. También ha destacado la inversión de 96 millones de euros realizada, un 65 por ciento de la misma en el año 2006, y la creación de 1.300 nuevos puestos de trabajo, un 20 por ciento de la plantilla actual. El presidente y consejero delegado de la compañía ha señalado que la orientación a clientes y mercados clave ha cristalizado con la firma de 6 planes estratégicos conjuntos "con un compromiso de venta de 4.500 megawatios en aerogeneradores para el periodo 2007-2009, de los que el 59 por ciento se destinarán a Europa, el 30 por ciento a EEUU y el restante 11 por ciento a China". Estos acuerdos, unidos a la actual cartera de pedidos, "nos permiten cubrir el 100% de la capacidad disponible en los años 2007 y 2008, y más del 80 % de la capacidad prevista para el año 2009". Asimismo, se ha referido a la importancia del proyecto de la gama de aerogeneradores G10x, "una turbina de 4,5 megawatios que exige importantes innovaciones tecnológicas" y que tendrá, entre otros usos, iniciar el reemplazo de los parques eólicos más antiguos. También ha afirmado que la unidad de aerogeneradores "ha batido récords" de instalación de megawataios, con 2.402, lo que ha supuesto una cuota de mercado de más de 15 por ciento, colocando a la compañía en el segundo puesto a nivel global". La unidad de negocio de promoción y venta de parques eólicos superó en 2006 los 2.000 megawatios acumulados. Previsiones para 2007 Con respecto a las previsiones para 2007, el presidente de Gamesa ha anunciado que se abrirán tres nuevos centros de componentes en China y ha dicho que "queremos que sea el año estrella en la construcción y venta de parques eólicos, con niveles cercanos a 800 megawatios". Ulacia ha confirmado que el objetivo de la compañía para 2007 es "mejorar el resultado un 15 por ciento" y ha adelantado que el nivel de inversiones "será superior a 150 millones de euros".