Gamesa registró unas pérdidas de 21 millones de euros durante el primer trimestre del año, frente a ganancias de 13 millones de euros obtenidas en el mismo periodo del ejercicio anterior, en un entorno económico "complejo" y operando en un mercado volátil, ha informado este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).


No obstante, Gamesa cerró el primer trimestre con un crecimiento récord en el volumen de contratación de aerogeneradores, que creció un 136%, hasta alcanzar los 687 megawatios (MW).

Las ventas del grupo se situaron en 777 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 33% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 32 millones de euros, frente a los 76 millones de euros de un año antes.

La compañía confió en una mejora de su rentabilidad, acompañada de un "considerable" desapalancamiento del balance, para los próximos trimestres y, sobre todo, para la segunda mitad del año.