Lejos ha quedado el verde de media sesión que colocaba el máximo intradía en los 5,85 euros. Gamesa abre la semana no sólo siendo, sino al parecer queriendo y con todas sus fuerzas, el farolillo rojo del Ibex 35. Se ha desplomado un 7,12% hasta los 5,54 euros.

Todo comenzaba esta mañana cuando la casa de análisis ING se estrenaba en sus recomendaciones sobre Gamesa. ‘Vender’ era la apuesta del broker y, a toro pasado, es lo que ha sucedido. Gamesa se ha dejado casi medio euro en una sola sesión dentro del parqué madrileño desde los 5,90 euros de los que partía del viernes.

Son muchos los analistas que coinciden en que, aunque es un valor que gusta, podría estar cerca de cerrar su etapa alcista que iniciara con el repunte de las renovables hace unos cuantos meses. Y esto a pesar del batacazo considerable que han vivido sus accionistas en el último año superior al 24%.

Las últimas recomendaciones de los broker pasan por la venta de sus títulos a 5 euros, en el caso de ING, y habría que remontarse casi un mes atrás para encontrar la recomendación de neutral a un precio objetivo de 6,20 euros (Morgan Stanley) e infraponderar los títulos de la prodcutora de aerogeneradores en 4,20 euros (La Caixa). Son los inversores ahora los que deciden si están hechos a prueba de vaivenes porque el recorrido de Gamesa son esto, las curvas, aunque con resultado siempre negativo.