La compañía General de Alquiler de Maquinaria (GAM) cumplió hoy su primer año en bolsa con una revalorización del 211%, al cerrar la sesión a 25,68 euros frente a los 8,25 euros a los que fueron colocados sus títulos entre los inversores.
Durante la jornada, la compañía asturiana bajó un 1,76%, con lo que su capitalización bursátil se situó en 732 millones, el triple que la valoración con la que aterrizó en el parqué (235 millones). En la sesión de hoy, los inversores intercambiaron cerca de 123.000 títulos de GAM -que ayer llegó a cambiarse a 26,90 euros, su precio máximo histórico-, por valor de 3,18 millones de euros. Tras debutar con pérdidas el 13 de junio de 2006, GAM remontó el vuelo y desde entonces no ha vuelto a cotizar por debajo del precio de su oferta pública. El día de su estreno, el presidente de la compañía, Pedro Luis Fernández, achacó el mal comienzo a las turbulencias por las que entonces atravesaban los mercados de renta variable y aseguró que con los 60 millones obtenidos con la ampliación de capital que precedió a su salida al mercado se iban a "comer el mundo". A principios de mes, GAM cerró la compra de Vilatel y su filial Comercial Marsal, especializadas en alquiler de plataformas elevadoras, por un importe de 113,9 millones de euros. Días antes, la compañía asturiana adquirió la firma portuguesa Viasolo Aluguer de Máquinas, segundo operador de Portugal de alquiler generalista de máquinas, por 8 millones de euros. En el primer trimestre del año, GAM ganó 5,9 millones de euros, el 71,42% más que en el mismo periodo del año anterior, debido, según la compañía, a la favorable climatología y a la proximidad de las elecciones municipales.