La portuguesa Galp Energía ha aclarado que no mantuvo ningún tipo de contactos con Repsol para promover una concentración de empresas del sector energético en la Península Ibérica y, en particular, sobre el intercambio de activos derivado de la potencial adquisición de Unión Fenosa por parte de Gas Natural, ha indicado la compañía. La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa había solicitado a la petrolera Galp Energía aclaraciones sobre la noticia de un posible acuerdo entre la compañía portuguesa y la española Repsol, publicada hoy por "Diario Económico".
"La CMVM en la secuencia de la noticia de hoy de Diario Económico, titulada "Galp más cerca de Repsol", en donde se hace referencia a la posibilidad de algún tipo de alianza con Repsol de cara al movimiento de consolidación del sector energético y la existencia de contactos específicos del señor presidente de Galp sobre esa materia, ha solicitado a Galp Energía la prestación de aclaraciones urgentes al mercado sobre la veracidad de esos aspectos de la referida noticia", dice el comunicado del regulador luso. "Diario Económico" publica hoy una información en la que hablaba de la creación de un posible gigante ibérico entre Repsol y Galp. El rotativo citaba fuentes próximas a la negociación. Las acciones de la petrolera lusa están en fuerte alza desde primera hora. En un comunicado enviado a la CMVM, la petrolera reitera que siempre ha cumplido "rigurosamente" la legislación sobre la política de comunicación al mercado bursátil y que siempre informará sobre "cualquier hecho relevante que ocurra en su actividad o en su situación económica y financiera". Repsol desmiente que negocie su fusión con Galp Por su parte, fuentes de Repsol han descartado esta posibilidad y recordaron que la compañía que preside Antonio Brufau es "competidor directo" de Galp en Portugal, donde posee más de 400 estaciones de servicio. Otras fuentes del sector enmarcan la información del rotativo portugués en las recientes divergencias entre Galp y Eni, que quiere incrementar su participación en la petrolera lusa y hacer valer su posición de dominio en el capital.