El sorpresivo rescate de 10.000 millones de dólares que entregó Abu Dhabi a Dubai avivó el apetito por el riesgo, lo que llevó a los inversionistas a salir del dólar y apoyar al oro pese a que el metal se también beneficiaba con compras de oportunidad después de las recientes caídas. El contrato sobre el oro a febrero subía 5,30 a 1.125,20 dólares la onza en la división Comex de la New York Mercantile Exchange.