Los contratos a futuro sobre los principales índices bursátiles de Estados Unidos apuntaban el viernes a una ligera alza, mientras que informes de Palm y Sony Ericsson reforzaban la preocupación que ha llevado a los bancos centrales de todo el mundo a tomar medidas sin precedentes para apuntalar la economía.  Tras caer previamente, los futuros de las acciones registraban leves avances.  Hace unos instantes, los contratos a futuro sobre el índice Standard & Poor's 500 subían 1,3 puntos a 781,40, mientras que los futuros del Nasdaq 100 escalaban 1 punto a 1.204,50 y los del Promedio Industrial Dow Jones avanzaban 8 puntos.
El jueves, los principales índices de acciones de Estados Unidos concluyeron la sesión en territorio negativo tras los avances registrados en la víspera luego del anuncio por parte de la Reserva Federal de nuevas medidas para apuntalar la economía.  El Dow perdió 86 puntos, o un 1,1%, a 7.401; el S&P 500 cayó 10 puntos a 784 y el Índice Compuesto Nasdaq bajó 8 puntos a 1.483.

Tras su alza del jueves, los futuros del petróleo perdían 61 centavos el viernes. Por su parte, el dólar se negociaba dentro de un estrecho margen respecto de sus contrapartes, y los rendimientos de las notas del Tesoro estadounidense a 10 años bajaban 6 puntos base. Los rendimientos se mueven en dirección contraria a los precios.  Sony Ericsson, propiedad a partes iguales de L.M. Ericsson Telephone Co. (ERIC) y Sony Corp. (SNE), informó que podría perder hasta EUR390 millones antes de impuestos, excluyendo cargos por reestructuración.

Palm Inc. (PALM) también informó problemas en su división de aparatos móviles, al anunciar una pérdida de US$98 millones.  En Europa, las acciones subían un 2%.  El mercado japonés estuvo cerrado el viernes.

En Hong Kong, el índice Hang Seng cayó un 2,3% y el Índice Compuesto de Shanghai cerró con un alza del 0,7%.