La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) prevé que el IPC alcance el 5,7% en agosto para ir disminuyendo a partir de este mes y cerrar el año en el 4,6%, siempre que el precio del petróleo se mantenga en el entorno de los 140 dólares el barril. La media anual se situaría en el 4,8% en el conjunto de 2008. De esta forma, Funcas ha vuelto a revisar al alza sus estimaciones sobre inflación, después de que el IPC alcanzara la tasa del 5%, por primera vez desde hace 13 años. La entidad explica que este aumento se debe, sobre todo, a los alimentos sin elaboración y a los productos energéticos, en el primer caso debido probablemente a los efectos de la huelga de transportistas, y en el segundo a que el precio del crudo se ha elevado por encima de previsto.
Funcas indica que la tasa subyacente también comenzará a descender después del verano, hasta situarse en el 2,7% en diciembre, lo que representa una media anual del 3,2%. Para 2009, estima que la inflación media irá reduciéndose y se situará en el 3,6%, mientras que el promedio de la tasa subyacente alcanzará el 2,7%. Funcas apunta que, en un escenario alternativo de precios del petróleo al alza, hasta 153 dólares el barril en diciembre de 2008, y hasta 170 dólares a finales del año próximo, la tasa máxima de inflación repuntaría en agosto o septiembre hasta el 5,9%, iniciando a partir de entonces una trayectoria moderadamente descendente. La tasa media anual se elevaría hasta el 5% este año y hasta el 4,7% el próximo. Finalmente, establece que en un escenario más optimista, en el que el precio del crudo mantenga una trayectoria descendente, hasta 124 dólares el barril en diciembre de este año y hasta 100 dólares en diciembre del próximo, el máximo del mes de agosto se situaría en el 5,6%, y la media anual en el 4,7% en 2008, y en el 2,8% en 2009.