El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de los bares y restaurantes franceses podría bajar del 19,6% actual al 5,5% a condición de que los profesionales del sector se comprometan a realizar un esfuerzo en materia de precios y de empleo, según adelanta Henri Guaino, consejero especial del presidente francés, Nicolas Sarkozy, en una entrevista al diario económico 'Les Echos'. La rebaja del IVA en la restauración ha sido una reivindicación constante de Francia ante la Unión Europea desde 2002 y, tras años de debates, el pasado 10 de marzo los 27 se pusieron de acuerdo para permitir un IVA reducido en determinados servicios que requieren una gran mano de obra.  Sarkozy reunió a los representantes del sector al día siguiente de la decisión adoptada en Bruselas para pedirles un plan de modernización y convocarles de nuevo a finales de abril para concretar las modalidades de la rebaja del IVA. El Gobierno barajaba inicialmente dejarlo en una horquilla que oscilara entre el 10% y el 12%.