El beneficio bruto de explotación (EBITDA) de France Telecom cayó hasta los 7.610 millones de euros en el segundo trimestre del año, desde los 7.780 millones del mismo periodo del año pasado, ligeramente por encima de la previsión de los analistas.

En los seis primeros meses del año, France Telecom obtuvo un beneficio neto de 1.945 millones de euros, lo que supone un descenso del 47,8% respecto al mismo periodo del año anterior, debido al impacto que en sus cuentas del primer semestre de 2010 tuvo la fusión entre su filial británica (Orange UK) y T-Mobile UK (Deutsche Telekom).

Las ventas de la compañía en los seis primeros meses del año disminuyeron un 1,3%, hasta los 22.569 millones de euros. La compañía precisó que, excluyendo el impacto regulatorio, esta cifra se habría incrementado en un 0,3%.

Por su parte, el EBITDA descendió un 5,5%, hasta los 7.613 millones de euros, mientras que su beneficio operativo alcanzó los 4.174 millones de euros, frente a los 4.714 millones de euros del mismo periodo de 2010.