El director general de France Télécom, Stéphane Richard, ha declarado que "no hay ningún complot dentro de la empresa" al referirse a la investigación judicial por "acoso moral" abierta por los suicidios de empleados de este operador de telecomunicaciones.