La oferta de adquisición obligatoria del fabricante alemán de deportivos Porsche sobre Volkswagen ha fracasado, al aceptarla tan sólo un 0,06 por ciento de las acciones con derecho a voto. De este modo, la participación de Porsche en el capital social de Volkswagen es ahora del 22,69 por ciento y en los títulos con derecho a voto, del 30,97 por ciento.
Según Porsche, hasta el final el plazo de suscripción el pasado martes, los accionistas de Volkswagen ofrecieron 172.218 acciones ordinarias y 68.262 preferentes. El productor de vehículos deportivos se vió obligado a lanzar a finales de marzo oferta de adquisición obligatoria sobre Volkswagen, a 100,92 euros por acción ordinaria y 65,54 euros por preferente. Tuvo que hacerlo tras aumentar su participación hasta el 30,9 por ciento, desde el 27,3 anterior. Y es que la legislación alemana obliga a una compañía a presentar una opa sobre una empresa cuando su participación supera el 30 por ciento del capital con derecho a voto. Al pagar en la oferta de adquisición obligatoria el precio mínimo legal, por debajo de la cotización actual en bolsa, Porsche ha dejado claro que no tiene interés en hacerse con una mayoría en Volkswagen. Porsche es el mayor accionista de Volkswagen, seguido de Estado federado de Baja Sajonia (norte de Alemania), que tiene un 20,4 por ciento.