Fortis Holanda sufrió una pérdida neta de 18.500 millones de euros durante 2008, en gran parte a causa de la pérdida 17.700 millones de euros en el holding que compró el banco holandés ABN-AMRO. La pérdida de 17.700 millones se produjo por la cesión de su participación en RFS Holdings, en la que Fortis Holanda contaba con una participación del 33,8 por ciento. Además, el resultado negativo de Fortis Holanda también se vio afectado por una partida de 922 millones de euros afectada por el fraude Madoff en Estados Unidos.