El grupo estadounidense Ford, tercer fabricante mundial de automóviles, ha recibido diferentes ofertas por sus filiales británicas Jaguar y Land Rover, si bien ha precisado que las ofertas son preliminares, por lo que la eventual venta de estas marcas no es inminente. El plazo para la presentación de ofertas para la adquisición de las dos marcas británicas finaliza este jueves, pero es previsible que la decisión definitiva tarde meses en adoptarse, según el portavoz de la compañía, John Gardiner.