Ford vendió un total de 162.996 vehículos en Estados Unidos durante el pasado mes de abril, lo que supone un aumento del 25,5% respecto al mismo período de 2009,, anunció hoy la compañía. Los datos no incluyen la marca sueca Volvo, vendida recientemente al grupo chino Geely. Con las cifras de abril, la corporación del óvalo, el único gran fabricante norteamericano que ha eludido la suspensión de pagos, acumula cinco meses consecutivos en los que sus entregas en el mercado estadounidense experimentan un crecimiento superior al 20%.