El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que España debe reducir de manera gradual el dualismo existente en su mercado laboral para frenar la fuerte destrucción de empleo registrada como consecuencia de la contracción de la economía y el impacto del pinchazo de la 'burbuja' inmobiliaria, para lo que recomienda reducir el coste de las indemnizaciones por despido y elevar los de la contratación temporal.