El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó hoy que, aunque ha mejorado la situación en el sector financiero, persisten "algunas vulnerabilidades" en el sistema, por lo que no hay que "bajar la guardia", señaló la institución en su informe sobre la estabilidad financiera mundial.  El Fondo alertó de que el sector financiero aún depende de un sustancial apoyo público, lo que ha dado lugar a una transferencia de los riesgos desde el sector privado hasta al sector público. En este sentido, resaltó que es preciso "comenzar a estudiar las estrategias de salida de las diversas políticas de apoyo fiscal, monetario y financiero" para hacer frente a la incertidumbre del mercado.