Un alto mandatario del Fondo Monetario Internacional ha valorado los esfuerzos realizados por ambos países, aunque reconoce que no pueden hacerlo solos.


En declaraciones recogidas por la agencia Reuters, este representante del FMI asegura que 'España e Italia están haciendo mucho por lidiar con sus finanzas públicas y los problemas de deuda' a los que se enfrentan, 'pero para evitar el contagio necesitan también apoyo internacional'.

Al margen de una conferencia celebrada en Italia, Arrigo Sadun, representate para ciertos países, entre ellos España e Italia, del Fondo Monetario Internacional, ha dicho, además, que 'el plan de austeridad' aprobado por el gobierno de Berlusconi 'es arriesgado, pero realista'.

Sadun se ha referido también a las declaraciones realizadas por la presidenta del FMI, Christine Lagarde, este mismo miércoles para el diario La Stampa, y asegura que el punto de vista de Lagarde sobre las medidas adoptadas por Italia 'no es necesariamente reflejo de la posición general que existe dentro del FMI'.