El Fondo Monetario Internacional dijo el lunes que ha rebajado sus previsiones para la economía rusa en 2009, ya que predice una contracción del 6,5% en el Producto Interior Bruto, frente a la previsión anterior de caída del 6%.  Pero el responsable para Rusia del FMI, Poul Thomsen, dijo a los periodistas que la respuesta de Moscú a la crisis económica mundial es "adecuada".