La multinacional catalana Fluidra ha abierto una delegación en Sudáfrica, localizada en Midrand, entre Johannesburgo y Pretoria, donde prevé desarrollar sus cuatro unidades de negocio --piscina, riego, tratamiento de agua y conducción de fluidos-- en una importante actividad económica del país. Según informó hoy en un comunicado, la delegación cuenta con unas instalaciones de 963 metros cuadrados destinados a almacén y oficinas y estará dirigida por Kevi Levin, ingeniero agrónomo con 22 años de experiencia en el sector.