La agencia de calificación crediticia ha emitido un nuevo informe sobre la banca española, en el que resalta su solidez, a pesar de las amenazas.