La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado la nota de solvencia a largo plazo del banco suizo UBS a 'A' desde 'A+'.

Fitch ha recortado el rating de UBS a 'A' con perspectiva 'estable'. Además, ha colocado en "revisión para una rebaja" las calificaciones de otras grandes entidades de Europa y EEUU, como Goldman Sachs, Morgan Stanley, Deutsche Bank, BNP Paribas, Credit Suisse, o Credit Agricole.

La rebaja de 'rating' del mayor banco suizo y el masivo toque de atención respecto a la fortaleza de las grandes entidades a ambos lados del Atlántico se explican desde la premisa de una menor disposición a prestar asistencia por parte de los gobiernos de las economías desarrolladas, especialmente en Europa.