La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings rebajó hoy la nota de la deuda pública de Grecia, hasta 'BBB+' desde 'A-', con perspectiva 'negativa', lo que abre la puerta a nuevos recortes de 'rating', ante las dificultades de las finanzas públicas helenas y la "débil credibilidad" de las instituciones y las políticas del país. De este modo, la calificación de crédito de Grecia pierda la condición de 'buena calidad' para pasar a la categoría 'aceptable' como consecuencia de las preocupaciones sobre las expectativas a medio plazo de las cuentas públicas griegas y la incertidumbre sobre una recuperación equilibrada y sostenida.