España sigue bien situada en la zona de calificación crediticia triple-A a pesar de su elevado déficit público, dijo el martes Brian Coulton, responsable de calificaciones soberanas de Europa, Oriente Próximo y África en una conferencia.
Coulton añadió que el producto interior bruto sigue siendo el mayor riesgo para la consolidación fiscal en el futuro, pero apuntó que la agencia considera que es un riesgo de mecha larga/fuego lento, más que un riesgo inmediato.

Coulton añadió que el Gobierno español ha actuado rápidamente para gestionar el déficit con subidas del IVA y la retirada de medidas de estímulos.

"Si pueden con ello, la deuda pública alcanzaría un máximo en el entorno