La agencia de calificación crediticia Fitch ha confirmado el rating de la deuda a largo plazo de abertis en 'A-' con perspectiva estable y mantiene la calificación de la deuda a corto plazo en 'F2'.
En su comunicado, Fitch destaca la demostrada y sostenida capacidad de abertis de generar fuertes flujos de caja, a pesar del complejo contexto económico en el que operan algunos de sus principales activos como las autopistas. Asimismo, destaca que el Grupo, en el ejercicio completo de 2009, fue capaz de incrementar el Ebitda de estos activos con una adecuada gestión de costes acompañada del incremento de las tarifas. Apunta, en concreto, a la buena evolución en el tráfico de las autopistas internacionales de Francia y Chile.

Respecto al resto de negocios del grupo, Fitch destaca la solidez y fortaleza de los ingresos en las divisiones de telecomunicaciones y aparcamientos. Un comportamiento que ha podido compensar los ingresos más moderados de las divisiones de aeropuertos y parques logísticos.

La agencia de calificación destaca asimismo la capacidad de abertis para mantener sus márgenes operativos en el entorno del 60%-70%, lo que la lleva a la previsión de mayores incrementos de flujo de caja en los próximos ejercicios.

En los tres primeros trimestres del año, abertis generó un flujo de caja antes de inversiones y dividendos de 1.205 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,4%.

A 30 de septiembre, la deuda neta del Grupo se situaba en 14.337 millones de euros. Del total de deuda, un 57% se constituye con garantía de los propios proyectos (sin recurso). El 94% de la deuda es a largo plazo (92% en septiembre de 2009) y un 86% a tipo fijo o fijado a través de coberturas. El coste medio de la deuda es del 4,5% (4,6% en el mismo período del año anterior) y el vencimiento medio, de 6,8 años.