La agencia de calificación crediticia Fitch reafirmó hoy los rating de Gas Natural a largo plazo (A-, calidad buena) y a corto plazo (F2, nota media dentro del grado de inversión), después de apreciar que la adquisición de Unión Fenosa ha tenido un impacto menor al previsto.
La agencia, que ha retirado además la perspectiva negativa sobre estos rating, ha mantenido la calificación crediticia de Unión Fenosa, que se sitúa en las mismas notas que la de Gas Natural y que, en el largo plazo, seguirá sometida a vigilancia.

Fitch dice haber adoptado esta decisión después de que la "exitosa" ampliación de capital por 3.500 millones de Gas Natural, el menor precio de adquisición de Fenosa (15.600 millones frente a los 16.800 millones previstos) y las desinversiones acometidas en Cepsa y Enagás por 597 millones hayan tenido como resultado un impacto sobre la fortaleza credicitica de la gasista menor al previsto.

La agencia indica además que la nueva estructura de la gasista presidida por Salvador Gabarró le permitirá sacar mayor provecho de negocios que darán estabilidad al grupo, como la distribución de gas y electricidad, la generación eléctrica eficiente y la gestión de contratos de gas.

El director de Energía de Fitch para la región de Europa, Oriente Próximo y África, Josef Pospisil, mostró su confianza en que, a pesar del entorno de dificultad, el apalancamiento de Gas Natural en 2009 y 2010 sea "menor de los esperado inicialmente".