Fiat SpA podrá expandir su propiedad en Chrysler  hasta una participación mayoritaria si la automotriz italiana cumple con ciertas metas, incluyendo producir sus motores en Estados Unidos, según documentos que Chrysler presentó ante la corte que lleva su caso de bancarrota. Bajo los términos de su alianza, Fiat obtendrá una participación inicial de 20% en Chrysler y puede aumentar sus acciones en incrementos de cinco puntos porcentuales hasta un 35% si cumple con tres metas antes del primero de enero de 2013, según los documentos.
Fiat recibirá el primer aumento una vez que comience a producir motores Fiat en Estados Unidos y otro más si presenta en el mercado estadounidense un vehículo desarrollado por Fiat que pueda recorrer alrededor de 65 kilómetros con unos cuatro litros de gasolina (un galón).  Fiat puede obtener un tercer aumento en su participación si Chrysler logra registrar más de US$1.500 millones en ventas fuera de América del Norte, según un "Acuerdo Maestro de Transacción‐" que fue presentado el martes en una corte de bancarrota de EE.UU. en la ciudad de Nueva York.